FOTO3
© Marta Claret, 2016

Original de Camprodón, un pequeño pueblo en los Pirineos, Marta Claret ha llamado nuestra atención con sus imperfectamente perfectas creaciones de cerámica. Su mayor inspiración para crear es la lectura, aunque también le inspiran sus recuerdos, conversaciones, libros de arte o películas. Cuando le preguntamos por su proceso creativo Marta nos cuenta que, cuando trabaja con barro, muchas veces lo hace sin una idea preconcebida, empieza modelando algo y la forma le sugiere cosas, de manera que la va transformando, trabajando de una manera muy intuitiva. Siendo el mundo de la cerámica un gran desconocido en España, Marta cree que este además está poco valorado, cosa que en otros países como Australia, Inglaterra, Estados Unidos o Suecia no sucede, lugares donde cada día es más popular.

Cuando hablamos de sus creaciones, Marta confiesa que le gustan las cosas que no son perfectas, siendo este el motivo por el que no utiliza moldes ni trabaja con torno, modelando a mano sus creaciones. Un trabajo que considera muy narrativo, ya que casi siempre existe una idea o concepto detrás de la pieza. Su objetivo a día de hoy es seguir trabajando. Ahora ha empezado a pintar y tiene intención de hacer una serie de jarrones pintados y agrietados, siguiendo una técnica japonesa llamada Kintsugi, que consiste en reparar piezas de cerámica rotas con resina y oro. Aunque, por supuesto, lo que no piensa dejar de lado es su serie Anhelo Animal, un proyecto sin final en el que pretende ir haciendo pequeñas esculturas de mujeres con animales. ¿Quién puede decirle que no?

FOTO1

FOTO2

ABOUT MARTA CLARET

Tras licenciarse en derecho entró en Byam Shaw, perteneciente entonces a la Central Saint Martins, y estudió un grado en arte. Empezó a trabajar la cerámica hace cuatro años. Debajo de su casa se encontraba el estudio de un ceramista y este le enseñó cómo funcionaba el horno y algunas técnicas básicas. Gracias a él, Marta aprendió que el barro le resultaba muy terapéutico, hundir sus manos en él y dejarse llevar era entrar en un espacio lejano y silencioso.

FOTO7
Autoretrato de Marta Claret

Síguela en Facebook e Instagram.

Coméntalo

comentarios