De izquierda a derecha. Fotograma de La escala, El amante doble y Los misteriosos asesinatos de Limehouse
De izquierda a derecha. Fotograma de La escala, El amante doble y Los misteriosos asesinatos de Limehouse

El suspense no está hecho para todo el mundo. Hay quien disfruta cuando una historia lo mantiene en vilo, mientras que otros no pueden soportar el agobio de lo imprevisible. Y aclaremos, el thriller no se reduce a una película de terror de serie b –sin desmerecer a las joyas de este género- o a esa película de sobremesa que el fin de semana le pone fondo a la siesta vespertina. La incertidumbre suele ser inherente a una historia centrada en una investigación policiaca pero puede encontrarse en todo tipo de contextos, del amor al odio, pasando por todo el espectro intermedio. Este Big Screen esta dedicado a ello. Esta semana toca poner a prueba los nervios porque la tensión está servida.

 

EL AMANTE DOBLE

Realidad e imaginación se confunden y retuercen en este thriller erótico

Fotograma de El amante doble
Fotograma de El amante doble

François Ozon presentó su último trabajo en el Festival de Cannes de este año cosechando críticas dispares y postulándose como un título ineludible. La historia comienza con repetidas sesiones entre la protagonista, Chloe (Marine Vacht), y su terapeuta, Paul Delord (Jérémie Renier). Ozon comienza a perfilar a Chloe como una joven frágil e insegura que encuentra su refugio en la figura de poder que representa Delord. Del mismo modo, comienza a hacer patente la tensión sexual entre ambos protagonistas que culminará cuando ambos comiencen una relación romántica fuera de la consulta. La trama comenzará a retorcerse y dará paso a la intriga cuando Chloe conozca al mellizo de su amante, Louis (interpretado también por Renier). Al descubrir que también es psicólogo, comenzará a tomar sesiones con él y se verá envuelta en una serie de desafíos eróticos destinados a curar sus malestares. Esta situación dará paso a una serie de juegos psicológicos, trampas, mentiras y confusiones que harán al espectador preguntarse qué es real en este thriller erótico.

El amante doble se estrena el 8 de septiembre en cines de nuestro país.

 

LOS MISTERIOSOS ASESINATOS DE LIMEHOUSE

Una historia policiaca que se renueva gracias a una peculiar estructura narrativa

Fotograma de Los misteriosos asesinatos de Limehouse
Fotograma de Los misteriosos asesinatos de Limehouse

Juan Carlos Medina adapta la novela de Peter Ackroyd y nos traslada al Londres de 1880. Una serie de asesinatos, perpetrados por alguien que se hace llamar “El Golem”, acosan al distrito de Limehouse y el inspector Kildare (Bill Bighy) es el encargado de poner fin a la barbarie. Gracias a su habilidad, consigue reducir la lista a cuatros sospechosos. Tres de ellos son figuras históricas fielmente caracterizadas, Karl Marx (Henry Goodman), George Gissing (Morgan Watkins) y Dan Leno (Douglas Booth). El cuarto en discordia es un escritor de teatro frustrado, John Cree (Sam Reid). Para más inri, Kildare descubre que Cree murió envenenado tras el último crimen y la acusada no es otra que su mujer, Elisabeth (Olivia Cooke). El inspector se propone dos retos, descubrir quién está detrás de los asesinatos y demostrar la inocencia de la joven. La historia comenzará a contarse en forma de flashbacks, algunos reales y otros imaginarios, generados por las preguntas de Kildare en un juicio que pretende demostrar que John Cree es “El Golem” mediante un proceso de eliminación. Medina propone así una forma diferente de narrar una historia tan trillada como es la persecución de un asesino en serie, añadiendo un elemento novedoso que sin duda es digno de mención.

Los misteriosos asesinatos de Limehouse se estrena el 8 de septiembre en cines de nuestro país.

 

LA ESCALA

Este filme se cuela en un campamento de descompresión militar para preguntarse qué ocurre entre la guerra y la vuelta a casa

Fotograma de La escala
Fotograma de La escala

El estrés post traumático tras la guerra de Afghanistan ha inspirado tantos filmes, en su mayoría de procedencia estadounidense, que casi podríamos considerarlo un subgénero dentro de la temática bélica. Con el tiempo, nuevos países y perspectivas han entrado en juego, ofreciendo enfoques tan interesantes como el propuesto por las hermanas Delphine y Muriel Coulin. La narración nos traslada a un campamento de descomprensión militar, una experiencia diseñada entre el fin del servicio y la vuelta a casa que busca ayudar a la futura adaptación de los soldados a la vida diaria. Las protagonistas principales son dos mujeres, Aurore (Ariane Labed) y Marine (Stéphanie Sokolinsky) que, junto con su unidad, pasarán tres días en un resort de Chipre. Una de las actividades consistirá en revivir mediante realidad virtual el incidente que acabó con la vida de varios de sus compañeros. Aurore reaccionará positivamente a la experiencia catártica y junto con la mayoría de sus compañeros masculinos decidirá que lo mejor es dejar el pasado atrás. Por el otro lado, Marine no es capaz de avanzar y empezará a experimentar un resentimiento hacia su amiga, creando un clima de tensión que se extenderá a toda la unidad. La ambientación ya de por sí resulta novedosa pero lo más interesante de La escala radica en su exploración de la psique de las mujeres militares en un género en el que el dominio masculino es prácticamente absoluto.

La escala se estrena el 8 de septiembre en cines de nuestro país.

Coméntalo

comentarios