Cuando damos con un producto que, además de cumplir nuestras expectativas en diseño, aporta un plus de funcionalidad o pone solución a un problema, su valor trasciende por encima del must-have para rozar la categoría de indispensable. Ya solo su estética, tan actual como atemporal, minimalista y con un toque vintage, habría sido suficiente para que más de uno corriera a hacerse con este básico. Sin embargo, las Latch (el nuevo modelo de gafas de sol de Oakley), son algo más que una montura bonita o una tecnología impecable. Son la respuesta a una necesidad que skaters de todo el mundo ya pedían a gritos: ¡unas gafas que se enganchen, por favor!

Las Latch incluyen un mecanismo patentado de enganche en la montura, que permite a quien las lleva fijarlas con seguridad al cuello de la camiseta o a un bolsillo. Además, para crear este modelo la marca ha contado con la colaboración de algunos iconos del skate como Eric Koston, Sean Malto y Curren Caples, y con la ayuda del fotógrafo de renombre internacional Atiba Jefferson. Los archivos de Oakley, videojuegos clásicos, películas e incluso la moda vintage les sirvieron de inspiración a estos colaboradores. Tras varias mesas redondas, brainstormings e inspiration boards con el equipo de Oakley, las Latch cobraron forma y se convirtieron en la prueba tangible del convencimiento de la marca de que “todo puede y debe mejorarse” (palabras de Daniel Chae, diseñador de Oakley).

Su colaboración continuará desde el 5 al 29 de noviembre en el evento Oakley In Residence: Sidney, un homenaje a la creatividad y la cultura del skateboard que celebra ya su tercera edición. Koston, Malto, Caples y Jefferson serán los principales protagonistas de esta cita.

Coméntalo

comentarios