Cada vez es más complicado encontrar piezas bonitas, únicas, que sólo con verlas sientas fascinación y casi obsesión. Pues bien, una de esas joyas visuales son los bolsos de la diseñadora Carla López. Carla López cuenta con tan sólo 25 años y comenzó con esta aventura en el año 2012. Su primera colección salió a la luz el año pasado y muestra un gran talento y una gran visión artística. Todas estas cualidades plasmadas en una pequeña obra de arte. Todos tienen en común que son preciosos, circulares y realizados a mano, sin embargo, cada uno de ellos cuenta con una particularidad y es que cada uno es un animal, ya sea una jirafa, un cerdito o un ciervo. La delicadeza de lo sutil, de lo que se insinúa más que enseña, el arte y la escultura son las grandes influencias estéticas.
Una joya visual para los amantes de lo kitsch, de la moda pero también del arte con un toque bizarro.

Coméntalo

comentarios