IMG-8558

Hemos arrancado el coche, la radio anuncia un cielo despejado, la aventura comienza. Big Sur se abre ante nosotros, mientras el océano choca con toda su fuerza sobre el acantilado. El rugido de un león marino en compañía anuncia que San Francisco está más cerca y es en aquel instante cuando al abrir los ojos nos sorprendió el skyline de la ciudad. La primera impresión fue la de una ciudad llena de vida, aunque sus callejones también escondían sombras (como la de nuestro hotel: céntrico y con el interior de la película del Resplandor). Tomamos el sol en Union Square, corrimos detrás del tranvía, nos perdimos en Chinatown y cuando quisimos darnos cuenta, comíamos en el puerto rodeados de gaviotas. Preferimos pasar de Alcatraz, subimos y bajamos cuestas, hablamos con gente de diferentes sitios (inglés, lengua universal) y para despedir aquella intensidad fuimos allí. Allí se queda corto para describir la magnificencia de aquel lugar desde donde la ciudad en su totalidad por fin te mira cara a cara. Recorrimos el Golden Gate Bridge andando entre la niebla, sintiéndonos un poco más solos ante esa inmensidad. “Ando perdido en la ciudad, donde se escucha nada más que un sonido abrumador, la multitud en confusión” rezaba la canción, la próxima parada estaba más cerca… Fotografías de Adolfo Pardo.

IMG-8361

IMG-8500

IMG-8559

IMG-8587

IMG-8595

Ando perdido en la ciudad, donde se escucha nada más que un sonido abrumador, la multitud en confusión” rezaba la canción, la próxima parada estaba más cerca…

IMG-8692

IMG-8695

IMG-8706

IMG-8712

Coméntalo

comentarios