caratula

Ya es hora de que dejemos de asociar a las camisas hawaianas con ese turista atolondrado que nos pregunta dónde puede comer una auténtica paella española en Asturias o por qué no vamos vestidos con un traje flamenco, mientras remata su frase con un “España, toros, sangría y olé”. El espíritu aloha es posiblemente la encarnación del verano y, ya en los sesenta, las palmeras, flores de hibisco y colores llamativos conquistaron ni más ni menos que al rey del rock’n’roll, Elvis Presley. Ya las lució un jovencísimo Leonardo DiCaprio cuando encarnó a la interpretación más icónica de Romeo Montesco, allá por los noventa, en Romeo+Julieta. Pero no fue el único, este easygoing hecho prenda también vistió a Sinatra y Monty Clift en De aquí a la eternidad, a Al Pacino en Scarface o al entrañable Gordi de Los Goonies. Las camisas hawaianas son atemporales y no conocen límites, ni edades, son color, relax y personalidad. Esta prenda, no es apta para cualquiera, sino para aquel que quiera destacar  y entienda la elegancia relajada de la geografía polineisa. Ese hombre que pasea despreocupadamente, ya sea por la arena de la playa o por el asfalto de la ciudad, no dejándose influenciar por el qué dirán, que se apropia de las miradas de soslayo y se alimenta de ellas, ese que quiere dejar una impronta con un estilo que se sitúa en el balance perfecto entre lo kitsch y lo icónico. El espíritu rebelde y el rock’n’roll no sólo se entienden con cuero, ropa ajustada y un monocroma oscuro, la explosión de colores, los estampados extremos y los cortes amplios para luchar contra el aire tórrido también pueden ser statement. Agarra tu camisa aloha, sal a la calle y pisa fuerte. Dreams come true in Blue Hawaii”.

Reinterpretación que sustituye las flores por peces de Sandro
Reinterpretación que sustituye las flores por peces, de Sandro
Con pantalones a juego de Topman
Con pantalones a juego, de Topman
Más clásica de AMI
Más clásica, de AMI
Fox Haus
Versión más libre, de Fox Haus
En plástico de Louis Vuitton
Transparente, de Louis Vuitton
Dsquared2
Opción cercana a la clásica, de Dsquared2

Coméntalo

comentarios