“CAMINO DE LA CRUZ”, Dietrich Brüggemann.
Soldados de Cristo; hogar… dulce secta; fundamentalismo católico; Jesús/María de camino al Calvario; vía crucis; música demoniaca; ofrenda divina; ¿comunión en la boca o en la mano?; drama intimista, recio, terreno, milagroso; la Pasión.

 

MARÍA, LLENA ERES DE GRACIA

Camino de la cruz” comienza con la primera de las catorce estaciones del Vía crucis: “Jesús es condenado a muerte”. A través de un plano fijo nos encontramos con una estampa religiosa en la que seis adolescentes reciben la catequesis para su confirmación. El párroco enseña a sus alumnos el valor del sacrificio, su estatus especial como soldados de Jesucristo, y quienes son los elegidos cuya santidad surge con claridad ya desde la infancia.

María, una adolescente de 14 años, es una de esas alumnas que interioriza a la perfección un discurso que peca de extremo y fundamentalista, y pronto hará uso de la única actividad autónoma que puede realizar: la ofrenda y el sacrificio.

A través de 14 cuadros fijos que llegan a los 15 minutos de duración y que responden a las respectivas Estaciones de la Cruz, María dejará de ser una adolescente normal, para convertirse en una santa con todas las de la ley… divina. Si la primera de las estaciones describe la condena a muerte de Jesús y la última, su sepultura, está claro que el “Camino de la cruz” de la protagonista será todo menos ordinario para lo que viene a ser el día a día una adolescente cualquiera. ¿O estará María destinada a un fin mayor e incomprensible para la razón terrenal?

 “He imaginado que me hago santa”
Confesiones de una adolescente

 

MUST WATCH

Ideal para: Los que se sacrifican y se entienden como un algo pequeño perteneciente a un todo mayor; mártires de lo cotidiano; católicos y no católicos.

Llévate a: Agnósticos; pecadores que no se confiesan; todo el que crea que su religión es la única que dicta lo correcto.

Te gustará si: Te juzgas con demasiada severidad; pecas de pereza, soberbia, lujuria y vanidad, entre otros pecados; si crees en el Infierno.

Videoteca de parecidos razonables: La española “Camino” (Javier Fesser), “La Pasión de Cristo” (Mel Gibson), “Marcelino, pan y vino” (Ladislao Vajda), “Lourdes” (Jessica Hausner), el documental “Jesus Camp: soldado de Dios” (Heidi Ewing y Rachel Grady), “El evangelio según San Mateo” (Pier Paolo Pasolini), “En tierras altas” (Vera Farmiga), “La pasión de Juana de Arco” (Carl Theodor Dreyer)… Y para los que saben reírse de todo: “La vida de Brian”.

Filmografía selecta de: Nacido en Munich en 1976, Dietrich Brüggemann estudió dirección en el HFF “Konrad Wolf” en Potsdam Babelsberg de 2000 a 2006. Después de realizar varios cortometrajes, su película “Neun Szenen”, de la que escribió el guión junto con su hermana Anna, se convirtió en una de las películas favoritas del público en la Berlinale de 2006. Se exhibió en diversos festivales en Alemania y en el extranjero y recibió, entre otros, el Premio a la Mejor Película en el Achtung Berlin Festival. Su primera incursión en el cine, “Run If You Can”, inauguró el Perspektive Deutsches Kino de la Berlinale de 2010. Se exhibió en 30 festivales de todo el mundo y ganó varios premios del jurado y del público. Trabajó con su hermana Anna, con quien escribió el guión de su película “Move”. “Camino de la cruz” es la cuarta colaboración de los dos hermanos. Además, Dietrich Brüggemann rodó varios vídeos musicales, entre ellos, para Thees Uhlmann y Judith Holofernes, y ha acompañado al piano películas mudas. Brüggemann ha afirmado que quiere distinguirse de las críticas habituales que se dirigen contra la Iglesia. El realizador explica que: “Personalmente no tengo nada contra la religión, ni tampoco contra la Iglesia católica. Dejemos a la gente que forme comunidades, funde coros y se ayude mutuamente. Este es uno de los subsistemas que da a luz nuestra sociedad como tal, y tiene su legitimidad. Pero me gustaría plantear una pregunta más radical: ¿Dónde está el abuso del sistema? ¿Qué sucede cuando nadie puede cruzar sus fronteras firmemente delimitadas? Cuando el párroco da clases de confirmación y los padres educan a sus hijos de acuerdo con lo que les dicta su conciencia, ¿no es esto un abuso de por sí, no un abuso esporádico o sexual, sino global o espiritual?”.

MUST: Oso de Plata al Mejor Guión y Premio del Jurado Ecuménico en el Festival de Cine de Berlín; Espiga de Plata al Mejor Largometraje, Premio FIPRESCI de la Crítica Internacional y Premio de la Juventud en el Festival de Cine de Valladolid; Por su estructura, entre el teatro y el cuadro: una mirada sin concesiones de una cámara inmóvil y con un grupo de actores que sigue una coreografía casi teatral. Por su suspense (bíblico). Porque tarde o temprano todos hemos tenido que cortar el cordón umbilical materno y proceder con nuestra libertad individual. Por milagroso, divino, y por clavarnos en su cruz y dejarnos con el “Amén” en los labios.

 

 

 

 

 

 

TRAILER OFICIAL EN VOSE

 

 

Coméntalo

comentarios