“BOYHOOD (Momentos de una vida)”, Richard Linklater.
La vida es una película (y un drama); de niño a hombre; retrato de familia; el estirón/envejecimiento peliculero; tiempo al tiempo; vida de este chico.
Estados Unidos. Estreno 12 de septiembre.

L I F E
Se hace camino al andar

Antes de “Boyhood”, el factor temporal ya era clave para entender la trascendencia y pillarle la chispa a la trilogía que Richard Linklater creó a partir del idilio entre Ethan Hawke y Julie Delpy: 18 años transcurrían entre las tres películas/citas de la pareja, de “Antes del amanecer” (1995) a “Antes del anochecer” (2013), pasando por ese “Antes del atardecer” (2004), tres etapas en las nos convertíamos en testigos sujeta-velas de cómo el tiempo moldeaba a los amantes. Cuando el realizador pensó en una película acerca de las emociones que se experimentan durante la niñez no estaba muy seguro por dónde empezar, así que directamente se planteó abarcarlo TODO. Como decía Borges: “El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río”… Y Linklater, fluyó.

Érase una vez… Ellar Coltrane nació y creció en Austin, Texas. Tenía 6 años cuando empezó a rodar la descomunal “Boyhood”… y acabó con 18. Linklater nos convierte en el amigo invisible de su personaje Mason coincidiendo con la década más cambiante de su vida: entre un torbellino de mudanzas, controversias familiares, padrastros y hermanastros, relaciones que se tambalean, cambios de colegios con sus respectivos profesores, de los primeros amores a las bodas, las primeras desilusiones, los deseos y la pasión creativa, los peligros… esto es, lo que comúnmente se dice estar creciendo (y moldearse/adaptarse lenta y gradualmente) para encontrar el camino propio, experimentando no solo cambios físicos, sino también emocionales: desde la eufórica niñez (piel tersa) a la madurez-adolescente (acné) más confusa. 12 años de la vida de una familia: con papá (y actor fetiche del director) Ethan Hawke y mamá Patricia Arquette, que también crecen (… envejecen), y además, la propia hija del director (Lorelei Linklater).

Esta capsula del tiempo cinematográfica ha contado con un calendario de rodaje irregular y totalmente en contra del funcionamiento actual de la industria: rodada durante cortos periodos comprendidos entre 2002 y 2013, esto es, doce años a lo largo de los cuales todos debían reunirse anualmente durante los 3 ó 4 días en que pudieran coincidir. Además de que los contratos de 12 años por obra nunca han existido en Hollywood, los actores se enfrentaron a la novedad de tener que estar dispuestos a explorar sus personajes una vez por año, durante un largo periodo de tiempo y, en circunstancias cambiantes… Todo un salto al vacío, tan vertiginoso como paciente, y es que además tendrían que esperar mucho tiempo hasta poder ver los resultados… algo a lo que nadie estamos acostumbrados. Linklater prefirió no hablar del proyecto mientras rodaba otras cintas, y después de cada rodaje montaba, con su habitual colaboradora Sandra Adair, y escribía el siguiente paso de la historia. Durante esos 144 meses nadie excepto ellos sabría exactamente qué habían creado y solo estarían en disposición de poder entender la amplia perspectiva de la película después de la última filmación y el “¡corten!” final.

En cierto modo, la película se convirtió en una colaboración con el tiempo mismo, y la vida de Ellar y la de Mason empezarían a tener puntos de encuentro. Lorelei en cambio tuvo un momento de crisis e incluso le consultó a su padre si su personaje podía morir ya que no le apetecía nada volver a meterse en el papel. Incluso Ethan Hawke se divorciaría durante el rodaje. El ex de Uma Thurman ha llegado a afirmar que el propio Stanislavski estaría entusiasmado con la película ya que a pesar de no tener nada de documental: “’Boyhoodconvence al espectador de que los personajes son reales, y por eso cualquier detalle de su vida es interesante”. Es comprensible que para los actores ver la película por primera vez fuera tan chocante como emotivo. Por ejemplo, Patricia Arquette llegó a sentirse demasiado protectora con la obra al principio de su proyección en Sundace y bastante reticente a que los demás la vieran. Y es que en “Boyhood” la ficción se termina mezclando con la realidad de la vida misma (la de sus protagonistas y la de los espectadores)… Por eso mismo, la película acabó contando con una familia que suma ¡a 143 personas! (que dan la cara) y a un equipo técnico ¡de 400 integrantes! Una familia que sin duda crecerá a millones a partir del viernes 12 de septiembre.

“Recuerdo estar de pie, con el sol poniéndose, y sentir algo increíble. Era la última toma de una experiencia que había durado doce años. No tengo palabras para describir lo que sentí, fue algo irrepetible”.

El “THE END” de los “12 AÑOS DE ESCLAVITUD” por RICHARD LINKLATER

MUST WATCH

Ideal para: Los que entienden su vida como una sucesión de secuencias formadas por escenas; para los que procesan sus problemas como tramas y diferencian a las personas entre protagonistas, secundarios, antagonistas y… extras.

Llévate a: A todo el mundo. Y más aún: si lleva fatal sumar años, si hace tiempo que ha perdido la fe en el cine o defiende que ya está “todo inventado”.

Te gustará si: Eres un peliculero tirando a intenso y vitalista; si para ti ver una película es una experiencia indescriptible; si padeces la coletilla “así es la vida”; te va la retrospectiva; si has sentido desde niño que tu vida era seguida cual “Show de Truman” y/o “Gran Hermano”.

Videoteca de parecidos razonables: Otro realizador que ha experimentado con el tiempo es el inglés Michael Winterbottom con “Everyday”: el drama de una familia separada por la cárcel que fue filmado en distintos fines de semana durante cinco años. Además, “The Up Series” es una serie de siete documentales que sigue las vidas de 14 personas británicas, entrevistadas cada 7 años, y que comenzó cuando en 1964 Paul Almond realizó este documental entrevistando a 14 niños de diferentes sectores socio-económicos de la sociedad británica y que contaban todos en dicha época con 7 años de edad. Posteriormente, cada 7 años, el conocido realizador Michael Apted ha continuado con el “experimento antropológico” entrevistando a las mismas personas para descubrir los diferentes y variados derroteros que han tomados sus vidas: 7, 14, 21, 28, 35, 42… Y otros actores a los que hemos visto pasar de críos a tontear con la edad del pavo para acabar celebrando su mayoría de edad: el trío de la saga “Harry Potter”; Jean-Pierre Léaud como Antoine Doinel, de “Los 400 golpes” (1959) a “El amor en fuga” (1978) de Truffaut; Marisol, Dakota Fanning…

Filmografía selecta de Richard Linklater: Cuenta con varias cintas que ya se consideran “de culto”… como “Slacker”, con Linklater paseándose con su cámara y recogiendo las vidas de los residentes en Austin (intelectuales, músicos, parados, gente de la calle…); “Dazed and confused”, o el último día de clase de unos estudiantes en 1976, entre los que se encontraban Jason London, Ben Affleck, Parker Posey, Matthew McCounaughey, Renée Zellweger y Milla Jovovich; o el drama de bajo presupuesto rodado en tiempo real, “La cinta”. Este tejano de 55 años se ha hecho popularmente conocido gracias a su tríptico de la relación entre Ethan Hawke y Julie Delpy, inaugurado con “Antes del amanecer” (de 1995, y por la que ganaría el Oso de Plata al Mejor Director en el Festival de Berlín), para conocer más tarde el “Atardecer” y cerrando su vínculo con el “Anochecer”. Triunfó en taquilla con la comedia musical “Escuela de Rock” (2003), toda una lección cinematográfica sobre el rock’n’roll y el entretenimiento, en la que homenajeaba a Led Zeppelin, los Ramones, Stevie Nicks… gracias al entusiasmo de Jack Black, a quien también dirigiría en “Bernie”, aclamada y morbosa comedia negra que no se estrenó en cines de España. Además, ha conseguido que Zac Efron se llevará buenas críticas por su papel en “Me and Orson Welles”. Se atrevió con la animación para adultos en “Waking Life” (2001), con Hawke y Delpy entre la imagen real y los dibujos, y en “A Scanner Darkly” (2006), adaptación de una historia de Philip K. Dick. Con “Boyhood” son 9 las ocasiones en las que ha dirigido a Ethan Hawke; y la segunda a Patricia Arquette (tras “Fast Food Nation”, en la que también está Hawke). En estos momentos prepara la comedia “Larry’s Kidney”, con dos pesos pesados de la carcajada “born in USA”, Will Ferrell y Zach Galifianakis.

MUST: Mejor director en el Festival de Berlín (2014) y Gran Premio FIPRESCI a la mejor película del año en el Festival de Cine de San Sebastián (2014), y la larga lista de premios que están por llegar… ¿Oscar al tesón, cabezonería y constancia para Linklater? Porque es CINE (en mayúsculas y descomunal), y siendo concretos y medidos, una innovadora e hipnótica obra maestra sobre lo cotidiano que sin embargo trasciende a lo épico con la suma de instantes que conforman una vida. Si la vida son dos días, gasta 166 minutos de uno de los dos días para experimentar “Boyhood (Momentos de una vida)”.

 

 

 

 

BANDA SONORA ORIGINAL

Weezer y Coldplay acompañan los años iniciales, mientras que Arcade Fine y Daft Punk ocupan la última parte de la película. Además, más momentos vitales con Paul McCartney, Bob Dylan, Coldplay, Wilco, Cat Power, Britney Spears, The Hives…

 

 

TRAILER OFICIAL SUBTITULADO AL CASTELLANO

 

Coméntalo

comentarios