Bobby Abley, con tan sólo cinco colecciones a sus espaldas, ha conseguido cautivar a todos los amantes de lo pop, de lo kitsch y de lo Disney dentro del mundo de la moda. Este joven talentoso y visionario ha trabajado anteriormente con Alexander McQueen, Rankin o Jeremy Scott y, actualmente, es el director creativo de su firma homónima y el Studio Abley. Quizás hayáis visto de refilón una sudadera estampada con la cara de la malérrima de La Sirenita, Úrsula, y con el cangrejo que acompaña a Ariel, llamado Sebastián. Pues bien, estas piezas forman parte de su última colección P/V 15 llamada The Little Mermaid (O La Sirenita en castellano) que presentó en la pasarela MAN (de TOPMAN y Fashion East que lleva desde el año 2005 apoyando a jóvenes talentos) hace unas semanas dentro de la London Collections: Men. Esta colección no sólo llama la atención por las sudaderas monocolor y el rostro de los personajes, sino también por los skates y los toques aniñados de los looks.

Aunque en un primer momento puede parecer que llegar a este punto de la moda en el que se imprimen personajes de Disney en sudaderas es algo demasiado fácil y/u obvio, Bobby Abley ha recorrido un largo camino hasta llegar hasta este punto.
Con el Teddy Bear como icono de su cosmogonía y leitmotiv, su primera colección para la temporada P/V 13 ya introdujo los elementos que le harían conocido como la deformación iconoclasta de las orejas de Disney y los pajaritos típicos de películas Disney tipo La Cenicienta.

En su colección O/I 13-14, su Teddy Bear monocolor volvía a aparecer y esta vez era el único protagonista, en una colección donde los tonos marrones, beige y estética minimal eran los protagonistas.

Su tercera colección P/V 14 combinaba su logo con la Flor de Lis en estampados sobre telas transparentes, coronas y calcomanías de pajaritos Disney.

La cuarta y, quizás, la que le empujó al salto mediático internacional fue la colección Dream On, de la temporada O/I 14-15 en la que mostraba las orejas de Mickey Mouse en rosa, los ojos del ratón más famoso sobre sudaderas, todo esto con las Martens, ositos de peluche en la mano y aparatos bucales que fuerzan la boca a tenerla abierta. Una maravilla.

Coméntalo

comentarios