1BLAMELABELPablo Puig, creador de Blame Label. Fotografía de Javier Portero

Find what you love and let it kill you. Charles Bukowski, el escritor del realismo sucio por excelencia, convirtió esta premisa en su modus operandi, máxima vital que le viene a la mente a Pablo Puig cuando habla de su marca Blame Label. Según las vivas palabras de este diseñador valenciano, es culpable de haber encontrado lo que realmente le gusta. El destino (y una visita a unos amigos de la ciudad Condal) lograron que Pablo dejara su trabajo como peluquero en Londres para instalarse en Barcelona a estudiar Diseño de Moda, ciudad que ha visto su propuesta SS16 en la última edición de la pasarela 080. Entramos en su atelier para descubrir la pasión que le ha acompañado desde que tiene uso de razón.

¿Qué podemos encontrar de ti en Blame Label? Mi propia alma. ¿Y cómo definirías a la marca en tres palabras? Inteligencia, Alma y Fuerza. Cuando acabaste tus estudios de Moda, tuviste la oportunidad de conocer a fondo este mundo a través del diseñador Boris Bidjan Saberi. ¿Qué aprendiste de él? Para mí fue una escuela. Durante dos temporadas viví el funcionamiento de una empresa de moda avant-garde. Boris Bidjan Saberi para mí es un referente, con el que aprendí que es posible llegar a lo más alto haciendo lo que a uno le gusta. ¿Cómo abordas el proceso creativo de cada colección? En todos mis procesos creativos hay dos cosas que siempre se repiten. Una es que las mejores ideas siempre se me ocurren cuando estoy sentado en el WC, y la otra es que ninguna idea es buena si no es sopesada por el equipo al completo. Trato de convertir los sentimientos en prendas, explicar reflexiones personales o buscar la conexión entre dos conceptos opuestos. En general, intento trabajar con el alma. ¿Qué ha supuesto para ti que tu colección SS16 haya estado en la pasarela 080 de Barcelona? Un sueño del que no quiero despertar. Poder trabajar con modelos de la talla de Clement Chabernaud o Ben Allen es mágico. El 080 es una gran plataforma que me ha ayudado a conseguir muy buena repercusión mediática nacional e internacional. Y hablando de la colección, su nombre, AUREARI, es un juego entre proporción áurea e ira, ¿cuánto de proporción áurea y cuánto de ira podemos encontrar en ella? Alcanzar tu idea de perfección en cualquier proceso creativo supone pasar por un estado de ira. Cada prenda cuenta una historia basada en la proporción áurea del cuerpo humano. Las piezas son asimétricas pero, en conjunto, con su pareja, se convierten en patrones totalmente estudiados. Por otro lado, la ira se representa en los acabados manuales, como las costuras marcadas con tinta de serigrafía. ¿Cuál es tu idea de perfección? Para mí, la perfección es un vicio. Cualquier detalle, por pequeño que sea, siempre tiene una historia que contar y soy capaz de estar varios días sin dormir hasta que encuentro la forma de hacerlo. Esta colección es una clara apuesta por las líneas unisex, ¿crees que la evolución de la moda se perfila cada vez más en este terreno? ¿Veremos reflejada esta tendencia en tus próximas colecciones? Cada vez hay más marcas que se animan a mezclar géneros. Nunca he entendido de géneros, no me gusta que me impongan cánones de feminidad o masculinidad. Son tiempos de enseñar que un producto unisex va mucho más allá de una sudadera oversize. ¿Cuáles son tus diseñadores favoritos? Marjan Pejoski, Sruli Recht, Boris Bidjan Saberi, Yohji Yamamoto, los Seis de Amberes… ¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado en moda? Ese reto comenzó el 24 de septiembre de 2014 cuando arranqué con Blame Label. No quiero que acabe nunca. 

Imágenes de lookbook de la colección AUREARI SS16 de Blame Label. Fotografías de Alejandro Brito

Coméntalo

comentarios