De izquierda a derecha, fotograma de Norman,  el hombre que lo conocía todo, Marie Curie y Clash.
De izquierda a derecha, fotograma de Norman,
el hombre que lo conocía todo
, Marie Curie y Clash.

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo sería tu vida si tus circunstancias fueran diferentes, su hubieras nacido en otro lugar, en una época o clase social distinta, o siendo del género opuesto. La suerte, -buena o mala- nos coloca en el lugar oportuno en el momento justo: dejar la fiesta a las dos en vez de a las tres hace que conozcamos o no al amor de nuestra vida, de comprar el billete de lotería en un establecimiento u otro depende que nos hagamos ricos… Si ampliamos la esfera hasta nacer en un país distinto o en un siglo diferente, los resultados pueden alterarse todavía más, ese es el caso de los protagonistas de las tres películas del Big Screen de la semana, todas sus historias son fruto de sus circunstancias.

 

NORMAN, EL HOMBRE QUE LO CONOCÍA TODO

Richard Gere protagoniza este retrato de la red de afiliaciones políticas, financieras y religiosas que sostiene el mundo.

Fotograma de Norman, el hombre que lo conocía todo
Fotograma de Norman, el hombre que lo conocía todo.

Joseph Cedar escribe y dirige esta coproducción estadounidense-israelí que pone de manifiesto cómo funciona internamente el mundo de la política. En 117 minutos crea una red de intrigas, sombría e irónica, con unos entretejimientos dignos –con perdón a Beau Wilimon- de toda una temporada de House of Cards. Richard Gere sigue explorando ese emocionante plano interpretativo de su carrera que deja atrás los clásicos papeles de seductor y que ya le dio buenos resultados con Invisibles, en el que interpretaba a un vagabundo. El protagonista de Pretty Woman da vida a Norman Oppenheimer, un oportunista de poca monta, desesperado por ascender socialmente, que se gana la vida intentando rodearse de gente de negocios influyente. Norman decide –en el sentido más premeditado de la palabra-  hacerse amigo de un joven político, interpretado por Lior Ashkenazi, en el momento más bajo y solitario de su vida. Tres años más tarde, cuando el político es elegido primer ministro de Israel, Norman ve cumplido su sueño, para bien y para mal.

Norman, el hombre que lo conocía todo
se estrena el 2 de junio en cines de nuestro país.

 

MARIE CURIE

Karolina Gruszka encarna a la científica ganadora de dos premios Nobel en un drama biográfico con fondo de denuncia.

Imagen del rodaje de Marie Curie.
Imagen del rodaje de Marie Curie.

Este filme, dirigido por la alemana Marie Noëlle y con un guión escrito por ella misma en colaboración con Andrea Stoll, presenta la vida de la descubridora del polonio y el radio y  primera ganadora de dos premios Nobel en categorías diferentes, Física y Química. Noëlle se ha esforzado en mostrar la brillantez de Curie, interpretada por Karolina Gruszka, a la par que pone de manifiesto las dificultades extra a las que tuvo que hacer frente por ser mujer. La historia arranca cuando el matrimonio Curie consigue el Nobel de Física y Pierre fallece al poco tiempo en un trágico accidente, dejando a Marie a cargo de sus dos hijas. La madre coraje se refugia en la ciencia y se convierte en la primera mujer en recibir una cátedra en la Universidad de París. Su talento la hace brillar y sus heridas van curándose, se enamora de un científico casado con el que tiene una aventura que sale a la luz justo cuando se anuncia su premio Nobel de Química. Marie, castigada por su condición de mujer en un tiempo de hombres, tendrá que soportar la difamación en vez de disfrutar de su merecida fama.

Marie Curie se estrena el 2 de junio en cines de nuestro país.

 

CLASH

Mohamed Diad vuelve a denunciar la situación de la sociedad egipcia en su segundo largometraje, que cuenta la historia de un grupo de detenidos en un furgón policial durante los disturbios posteriores al golpe de Estado de 2013.

Fotograma de CLASH.
Fotograma de CLASH.

Mohamed Diad es un galardonado guionista y director egipcio que tiende a poner el foco en los problemas de la sociedad en sus trabajos. Se dio a conocer a nivel internacional con su primer largo, El Cairo 678, en el que criticaba duramente el machismo y acoso sexual que sufren las mujeres cairotas. En su segundo filme, Clash, su carácter de denuncia se mantiene y el tinte se torna más político con una historia ambientada en el verano de 2013, cuando un golpe de Estado destituyó al presidente islamista, Mohamed Morsi. Dejando de lado sus implicaciones políticas, esta película cuenta con una gran riqueza a nivel audiovisual. La grabación se llevó a cabo en tan solo veintiséis días y todos los actores estaban presentes en cada escena, lo que pone en relieve el talento de Diad para la dirección coral. La acción se reduce a los ocho metros cuadrados de un furgón policial en el que están retenidos un grupo de manifestantes con ideales políticos y religiosos enfrentados, la tensión es un elemento que está constantemente presente en el filme y que nos hace preguntarnos en todo momento si serán capaces de superar sus diferencias para salir ilesos.

Clash se estrena el 2 de junio en cines de nuestro país.

Coméntalo

comentarios