El concepto coworking ha tomado un papel fundamental en el mundo creativo actual. Tras años de recesión económica, donde la cultura siempre sufre los más drásticos recortes, iniciativas como las que propone Betahaus para potenciar el arte y el diseño en diferentes capitales son muy de agradecer. Tras Berlín, Hamburgo y Sofía esta vez ha sido el turno de Barcelona. Desde enero de este año y con sede en el corazón del barrio de Gracia, la organización ofrece espacios de trabajo a artistas que lo soliciten y den la talla. En una vieja fábrica abandonada se encuentra ahora un excelente multiespacio de trabajo que funde lo mejor de un campus universitario con la paz de una cafetería nórdica y la energía de un estudio de diseño. Tras los escritorios y talleres se escucha el bullicio tranquilo de una nueva generación de creadores que hacen de Betahaus su casa y centro de operaciones. Una propuesta que ofrece a la ciudad condal una excelente plataforma para impulsar su sello a nivel internacional. El talante ecléctico de la organización aúna el talento de diferentes creativos con la intención de fundir en un mismo espacio arte, diseño, arquitectura y otras disciplinas. Los espacios expositivos, las salas para relajarse o tener tranquilas conversaciones por Skype e incluso su maravillosa terraza son además de una perfecta oficina, la excusa para buscar nuevas maneras de proyectar el talento y engrandecer el mercado creativo en general.

Los casi 2000 metros cuadrados que ofrece Betahaus en Barcelona son el perfecto caldo del cultivo donde el arte y el networking se encuentran para hacer de nuestra escena artística algo más profesionalizado y realista. Si eres artista, diseñador, arquitecto o simplemente eres bueno en lo que haces y quieres inscribirte en su programa, entra en su web y con un poco de suerte y talento quizás puedas ser uno de sus nuevos 45 miembros.

Coméntalo

comentarios