De fabricación limitada y sin concepto de temporada: así es la ropa de House of M, la firma masculina creada por el estudio de diseño Mutador. En su última colección –a la que han llamado Omega– vemos prendas de estilo oversize y aspecto raído, que salen de su taller un poco gastadas, con confecciones en las que el error de una puntada de más, un roto o una mancha de óxido sobre la tela son considerados parte de su belleza.

Eso precisamente se muestra en la M de su logo, una puntada bicolor que expresa esa filosofía de no esconder el proceso de confección, de mostrar por dónde ha pasado una overlock y que se aprecie en todo momento que es lo que sustenta la pieza. Algo así como mostrar las vigas de un edificio y dejar que la acción de los elementos erosione parte del material.

Coméntalo

comentarios