“BEGIN AGAIN”, John Carney
Romancero indie; comedia dramática unplugged con estribillo; mainstream VS “street sessions” (popular); al ritmo veraniego de Nueva York; “good vibrations”
Estados Unidos. Estreno 1 de agosto

BACK TO BASICS
(Hits & Flops)

Gretta (Keira Knightley, en un papel ofrecido en primer lugar a Scarlett Johansson) y Dave (Adam Levine, de Maroon 5 y jurado de “The Voice”), son dos enamorados y compositores que llegan a Nueva York cuando él firma un acuerdo con un importante sello discográfico. Pero su recién adquirida fama pronto tienta a Dave y deja de lado a una desconocida Gretta, cuyo mundo se viene abajo como en un “Total Eclipse of the Heart” (Bonnie Tyler) al sentirse “Lost without you” (cualquiera de las mil canciones con este título tan “demodé”). En otra parte de Nueva York, Dan Mulligan (interpretado por Mark Ruffalo), un ejecutivo discográfico en horas bajas, debe hacer frente a un matrimonio en crisis, una carrera que lo tiene desbordado y una hija con la que no consigue conectar: perdido entre “Under the Bridge” (Red Hot Chilli Peppers) y “Creep” (Radiohead). Pero, en su momento de mayor desesperación, el mermado empresario oye una impactante canción de Gretta… experimentando un “I’ve just seen a face” (The Beatles). Así, partiendo de un “Lets work together” (Canned Heat), reforzándose en un “When you believe” (Carey y Houston) y, prometiendo un “Nothing’s gonna stop us now” (Starship) en ese excitante “New York” de Sinatra (“It’s up to you…”), la insólita pareja, entre la inspiración y la desesperación, comenzará una colaboración musical que ira tornándose en una profunda amistad con giros inesperados entre los distintos rincones que componen la sinfonía de los días de verano en la Gran Manzana.

Carney se vale de su propio pasado como músico profesional para componer esta comedia dramática romántica y muy musical: “Tuve ocasión de ver de primera mano todo ese mundo de las casas discográficas y los cazatalentos, antes de abandonarlo para meterme en el cine y la televisión”, explica. “Así que empecé a pensar: ‘¿Qué habrá sido de los cazatalentos?’ Los que había en Irlanda en la década de 1990, que andaban en busca de los próximos U2, ¿qué habrá sido de ellos ahora que la industria ha cambiado tanto? Vamos a buscar a uno de esos tipos y ver qué hace ahora, qué sucede cuando el hastiado ejecutivo discográfico de los noventa se topa con la joven optimista de ahora, que puede grabar y mezclar su álbum en su ordenador”. Y es que la evolución de la música es una clara exposición del mismo desarrollo de nuestras vidas.

Music is my radar” (Blur). La vida es polifónica, con tantos graves como agudos, notas suaves y desgarradoras, con sus hits y su flops, y en la que a veces desafinamos y nos salimos de la partitura. Si no das con la nota adecuada, es mejor comenzar de nuevo. Y no hay nada como recurrir también a la música (metafóricamente o incluso literalmente), que además de amansar a las fieras eleva el espíritu, para intentar volver a la nota adecuada. No importa las veces que desafines, aclara tu voz, desenchúfate, piensa ligero y sin artificios (de estudio) y a partir de ahí tira de las mejores estrofas, en directo, desnudándote a pleno pulmón, para acabar con una actuación de aplauso, empezando por el tuyo propio.

*¿A favor o en contra de la voz de Keira Knightley? Por el momento, la actriz inglesa ya está planteándose aceptar la oferta que le ha hecho Adam Levine para grabar su primer disco bajo el paraguas de su compañía “222 Records”. Aunque lo cierto es que no es la primera vez que Keira se arranca a cantar para una de sus películas: ya grabó tres canciones para la BSO de su película “The Edge of Love”.

“Si la música es el sustento del amor, que siga sonando”
William Shakespeare

 

MUST WATCH

Ideal para: Melómanos que no conciben la vida sin música; para los que prefieren decir las cosas con una canción dedicada antes que con sus propias palabras.

Llévate a: A cualquiera que deba parar antes de continuar, y recapitular; a todo aquel que esté buscando su propia voz; a soñadores sin dirección; al que está a punto de rendirse y “venderse”.

Te gustará si: Te emocionaste con “Once”; si te van los “unplugged”: las cosas directas, sin demasiadas vueltas ni auto-tune y reverb; si tienes una canción para cada momento del día; si tus listas de reproducción tienen el nombre de un estado anímico; si creas tu propio videoclip mientras caminas por la calle con tu reproductor de música.

Videoteca de parecidos razonables: “Begin Again” podría ser una expansión del mapa que Carney creó con “Once”: de Irlanda a Nueva York y abarcando a un público mucho más amplio o… mainstream. Más “Love lyrics” en: “Tú la letra, yo la música” (Drew Barrymore y Hugh Grant desafinando cinematográficamente); “En la cuerda floja” (con el affaire musical y pasional entre Johnny Cash y June Carter); “Alabama Monroe” (bluegrass, tatuajes y enfermedad terminal); “El último show” póstumo de Robert Altman; el exceso de estribillos y enamoramientos facilones de “High School Musical” y “Camp Rock”; y con más brillantina, Christina Aguilera intentando quedarse con todo el “Burlesque” de Cher, y Kidman y McGregor y su “This is your song” en “Moulin Rouge!”; salsero, “El cantante” con Marc Anthony y JLo; y de nuevo en Nueva York, 1961, “A propósito de Llewyn Davis” de los hermanos Coen, y con Oscar Isaac, Justin Timberlake y Carey Mulligan a pie de micro. Y ya que estamos, con la Gran Manzana también como escenario y audiencia: Carey Mulligan y su decadente “New York” en “Shame”.

Filmografía selecta de John Carney: Su drama semi-documental y musical de 2006 “Once”, pasó de ser el gran hallazgo del Festival de Cine de Sundance a ganar el premio Independent Spirit a la “mejor película extranjera”, además de ser candidata a un premio Grammy por su banda sonora y ganar el Óscar a la “mejor canción original” por la balada romántica “Falling Slowly” (compuesta e interpretada por las estrellas del filme, Glen Hansard y Markéta Irglová). La obra de teatro basada en la película conseguiría hacerse posteriormente con el premio Tony al “mejor musical”. “Viviendo al límite” fue su debut cinematográfico, con los también irlandeses Cillian Murphy y Stephen Rea como protagonistas en este drama juvenil producido por Jim Sheridan (… Irlanda al cubo). Por el momento ha demostrado tener bastante oído para conjugar con éxito cine y música por lo que continuará con “Sing Street”: una autobiografía en la que Carney narrará su dura infancia en las calles de Dublín durante los años ochenta y para la que contará con la ayuda musical de The Edge y Bono (U2). El actor Mark Ruffalo le describe como “el John Cassavetes del cine musical”.

MUST: Por su combinado casting de “números 1” del cine (Ruffalo, Knightley, Catherine Keener) y de la música (Levine, CeeLo Green, Mos Def). Por su lirismo naif y “feel-good” veraniego; por sus composiciones y escenas musicales; porque los que aman a Keira Knightley, saldrán hechizados, y los que la detestan, tendrán la oportunidad de seguir criticándola (y ahora incluso musicalmente); por su “anti-corporativismo”: porque defiende el talento y éxito personal frente a las salidas que ofrece el oportunista imperio de la industria musical; porque calibra nuestras fantasías e idealismos imposibles con la realidad más asequible y probable (que siempre viene bien). Por su espíritu “Back to Basics” a través de la música.

“Estaba hundido en la miseria… y he oído tu canción”
Mark Ruffalo salvado y hechizado por el debut “unplugged” de Keira Knightley… ¿y el resto?

TRAILER OFICIAL SUBTITULADO AL CASTELLANO

 

Coméntalo

comentarios