Las calaveras son un recurso muy manido, las podemos encontrar en anillos de plata, en los “tachuelismos”, en cualquier tipo de prenda e incluso como estampado. Sin embargo, en el lado decorativo, si no son muy coloridas, a lo mexicano, resultan decadentes e incluso perturbadoras.

Por eso nos han gustado las calaveras de la serie Predictive Dreams, de la artista japonesa Katusyo Aoki. Aunque mantienen el color natural que imita al del hueso, estas piezas talladas a mano en porcelana son una delicia visual. Con la dosis mínima necesaria de tenebrismo para convertirlas en un poco creepy, los brocados y relieves tan rococós le dan el toque de sofisticación necesario.
Lo curioso de estas piezas es que están realizadas en el año 2011, cuando el oscurantismo en las tendencias y en las obras de arte todavía no estaba en auge, sino todo lo contrario, la moda era lo minimal y pulido.

Coméntalo

comentarios