Las canciones de Alba Farelo giran alrededor de algunos de los grandes temas del dancehall y el reggaetón, dos de sus principales influencias; Farelo habla de dinero, baile y sexo. Desde una perspectiva empoderada, que le ha llevado a ganarse el galardón de feminista, Bad Gyal se muestra como una mujer independiente, dueña de su propio cuerpo y consciente de la relación directa entre el hedonismo y el trabajo. No se considera trapera y su estilo va más allá, con influencias de la escena jamaicana más actual, el R’n’B o el reggae.