1givenchybackpacks

Para love story, la tuya con Givenchy. Ésta es la historia de amor entre tu irrefrenable instinto de poseer maravillas con forma de accesorios –bastante más frenable cuando el bolsillo impone coherencia al corazón-, y esa mochila que viste pasar fugaz por la pasarela de aquel desfile, o sobre las piernas de alguna eminencia fashion en algún front row, o entre los looks del streetstyle más pudiente de las semanas de la moda. Que el desamor no te afecte en exceso, a todos nos ha pasado. Desde que el genio de Ricardo Tisci tomara el timón del barco de las propuestas masculinas de Givenchy en 2008, muchos han sido los pretendientes que han acumulado sus mochilas temporada tras temporada. Lejos de ser un mero complemento al discurso textil, las mochilas de la marca encarnan a la perfección la esencia de las colecciones.

El sobresaliente en Teoría y práctica sobre el hombre Givenchy (asignatura que Tisci imparte con magistral destreza cada temporada sobre la pasarela) es para el modelo Backpack, que combina sus líneas más clásicas con todos los códigos visuales de la marca en sus colecciones, incluyendo sus prints más característicos (tan pronto monos o estrellas como líneas o el monocolor más sobrio).

Backpack

Backpack

Quizás el modelo más icónico (y recreado a mansalva por firmas lowcost) sea el Rider. Su versatilidad, sus líneas arquitectónicas, su esencia urbanita y su espíritu army son atributos con los que sueñan muchos que, como nosotros, viven con el indecoroso sentimiento de sentir atracción por una mochila.

Rider

Rider

Rider

No cabe duda de que Seventeen sería el modelo elegido para un loco romance de verano. Juvenil, sportiva, cañera y con sorpresas: podemos elegir entre colgarla a los hombros o pasear con ella de la mano como si fuera una bolsa de viaje.

Seventeen

Por último, el modelo Obsédia, con sus bolsillos laterales, sus apliques y sus detalles en piel, es nada menos que el alter ego masculino del bolso de mujer que lleva el mismo nombre. Su diseño ilustra a la perfección la conexión que menswear y womenswear mantienen dentro de la firma.

Obsédia

Obsédia

¿Aún no te has enamorado? 😉

Coméntalo

comentarios