A dreaming eye © 2016 Annika Weertz

Annika Weertz es una de las fotógrafas emergentes que mejor capta las expresiones corporales, desexualiza el cuerpo femenino y desarma los estereotipos de género. Para esta alemana con sede en Giessen la fotografía no es más que una herramienta que documenta y expresa todo aquello que el ojo percibe, a la vez que captura los momentos más mundanos de nuestra existencia. No hemos querido dejar pasar su impecable trabajo, capaz de crear un ambiente íntimo y lúdico, y hablamos con ella para conseguir descubrir quién se esconde tras este mágico objetivo fotográfico.

Portraits © 2016 Annika Weertz
Portraits © 2016 Annika Weertz

Tres palabras con las que podamos conocer un poco más a Annika Weertz.
Abierta de mente, nostálgica y testaruda.

¿En qué momento decidiste que querías dedicarte al arte?
No creo que haya un momento concreto en el que te des cuenta. En mi caso fue algo que me atrajo progresivamente. Realicé mis estudios, hice pasantías y trabajé en muchos lugares, pero al final me di cuenta de que no me llenaba. Si no me sentía reflejada ni yo, ni mis ideas, ni me permitía ser creativa es que no estaba hecho para mí. Fue el año pasado cuando me atreví a convertir mi pasión en mi carrera profesional para encontrar al fin mi felicidad. Aún estoy comenzando pero el balance no puede ser mejor.

Men in bloom © 2016 Annika Weertz
Men in bloom © 2016 Annika Weertz

¿Qué es lo que más te puede inspirar en tus procesos creativos?
Me inspiro en lo que me rodea, en la vida cotidiana, en el amor y, sobre todo, en los sentimientos que me produce la música que escucho.

¿Te gusta escuchar música mientras estás trabajando?
Sí. La música me da muchísimas ideas. En muchas ocasiones intento traducir el ambiente y las sensaciones de una buena canción en mis fotografías. Desde que comenzó el año me ha dado por escuchar música de los 60. Para mí es clave tener música de fondo cuando disparo la cámara.

Portraits © 2016 Annika Weertz
Portraits © 2016 Annika Weertz

“Fue el año pasado cuando me atreví a convertir mi pasión en mi carrera profesional para encontrar al fin mi felicidad. Aún estoy comenzando pero el balance no puede ser mejor”.

Videotape © 2016 Annika Weertz
Videotape © 2016 Annika Weertz

Si tuvieras que definir lo que es ser artista dirías que…
Lo más importante es creértelo porque, si no, es imposible conseguir nada en la vida. Tienes que hacer las cosas y creértelas por ti mismo, no por nadie más. Supongo que tener algo que decir o que mostrar a los demás porque piensas que es único te hace ser artista.

De no haberte dedicado a la fotografía, ¿cuál hubiera sido tu plan B?
Actualmente no me dedico a la fotografía a tiempo completo. De momento todavía lo compatibilizo con otras cosas, como con mi carrera universitaria. Además, trabajo en la universidad editando fotografías para un proyecto y, también, para una agencia de diseño y marketing. Quiero dedicarme de lleno a la fotografía después de graduarme, aunque soy consciente de que necesitaré un trabajo a tiempo parcial para poder mantenerme hasta que todo funcione como es debido.

Scared of girls © 2016 Annika Weertz
Scared of girls © 2016 Annika Weertz

¿Cómo crees que se ven tus imágenes a ojos de los demás?
Diría que mis imágenes transmiten sensualidad, intimidad y mucha naturalidad. Son auténticas porque siempre intento capturar a las personas tal y como son.

¿Cuáles son tus artistas de referencia?
Ryan McGinley, Diane Arbus, Richard Avedon, Larry Clark y Catherine Breillat están entre mis preferidos. Su trabajo siempre me inspira de alguna manera.

¿Cuál es tu próximo proyecto?
Actualmente estoy trabajando en un proyecto que me parece muy interesante. Trata sobre la curiosidad sexual de los adolescentes.

The bath time diaries © 2016 Annika Weertz
The bath time diaries © 2016 Annika Weertz

Un olor… la hierba seca en verano. Una ciudad… Mánchester siempre tendrá un lugar especial en mi corazón. Una película… Une vraie jeune fille, de Catherine Breillat. Un libro… El Guardián entre el Centeno. Una comida… pasta. Algo que te asusta… perder el control. Si pudieras viajar en el tiempo… California en los años 60-70. Morirías por… no creo en ese tipo de sacrificios. Algo sobre ti… me gustaría vivir en una casa cerca del bosque y tener un jardín lleno de flores silvestres.

Annika Weertz
Annika Weertz

Síguele la pista a Annika Weertz a través de su página web y de sus 
cuentas de Instagram y Twitter.

Coméntalo

comentarios