“Nos gustan los libros. Y si no hay como queremos, los hacemos nosotros”. Ese es el motor de The Klein Press, una nueva editorial que surge con el espíritu de una galería de arte, pero lanzando libros en vez de programando exposiciones. Detrás de esta idea está Tente Bañón, que un día decidió plasmar en papel encuadernado los proyectos de artistas a los que admiraba. “Me apasionan los libros y el mundo del arte, así que hablando con Bolo Blas (uno de mis artistas visuales favoritos) sobre su MuseuMofMotherArt, le propuse convertirlo en libro y ahí surgió todo”, nos explica Tente. Después de Bolo vinieron Juan Castaño y Juan Palomares, con propuestas muy distintas entre sí. Pero las publicaciones de The Klein Press quieren ser mucho más que libros, quieren ser toda una experiencia visual y táctil. Así, el de Castaño tiene seis páginas desplegables; el de Palomares está hecho en papel de acuarela de 180 gramos; y el de Bolo tiene ocho hojas en plástico e impresiones en tintas metálicas. “Además, quise darles un aspecto más lúdico y más apetecible. De ahí que cada volumen lleve un pequeño gadget, como tatuajes temporales, una postal lenticular en 3D o, incluso, una bandana personalizada”.

QUIÉN HAY DETRÁS: Es el proyecto unipersonal de Tente Bañón, un apasionado de los libros y del arte.
CUÁLES SON LAS REGLAS: Todos los libros son iguales en cuanto a tamaño y a tipografía en el lomo, para dar imagen de colección.

MuseuMofMotherArt, de Bolo Blas, “reúne imágenes de elementos de decoración castiza y el kitsch español”. Incluye postal lenticular 3D.

Vacant Lot, de Juan Palomares, “es al mismo tiempo el cuaderno de un viaje imaginario y un alegato contra la vulgaridad de las redes sociales”. Incluye un pañuelo exclusivo.

Kawaii Ink, de Juan Castaño, “es una visión particular del mundo del tatuaje vintage desde una perspectiva oriental”. Incluye dos hojas de calcamonías.

 

Coméntalo

comentarios