Este edificio fue realizado por Le Corbusier en 1952 y desde entonces se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todos los amantes del arte. De hecho, tanto es así que desde 2013, la terraza se convirtió en un centro de arte (llamado MAMO) gracias al diseñador francés Ora-ïto. A Cielo Abierto, de Felice Varini, convierte el edificio en un lienzo gigante donde se han dibujado formas modulares y geométricas. Otros artistas como Xavier Veilhan y Daniel Buren también han modificado el aspecto exterior del edificio.

01

05

12

06

Coméntalo

comentarios