Cuando en 1998 la demanda latente de unos jóvenes ávidos de tendencias tocó a la puerta del grupo Inditex, Bershka nació como uno de esos hijos con los que el imperio experimentaría algunos de sus avances más transgresores. Su propósito de innovación roza nuevos vértices con el reto de diseñar y construir una tienda desde los procedimientos de la arquitectura del siglo XXI. Un proyecto mayúsculo materializado en Valencia que respeta el entorno y no desequilibra el planeta con técnicas de agotamiento.

Ubicado en un edificio cuya fachada está protegida por su valor histórico, el nuevo espacio Bershka ha supuesto grandes pasos en su convicción por la eco-sostenibilidad y la innovación. En el corazón comercial de Valencia, la nueva Flagship Store de la calle Colón 32, se ha convertido en referente de construcción de esta era siguiendo los criterios del certificado LEED Platinum –uno de los más prestigiosos certificados en el ámbito de la construcción– fusionando sus ventajas con un diseño arquitectónico capaz de hipnotizar el ojo.

El edificio se plantea como un modelo de eficiencia tanto en energía y agua como en materiales. Un sistema de generación fotovoltaica, una instalación de climatización que aprovecha la geometría generada por el conjunto edificatorio, tecnología LED para la iluminación –más eficiente que el halógeno–, una pensada gestión de residuos y un sistema de reciclado de aguas garantizan este compromiso.
Toda esta arquitectura pensada para la eco-sostenibilidad se ha erigido gracias a materiales reciclables, como la estructura metálica, la tabiquería seca de yeso laminado, suelos cerámicos o, por ejemplo, ruedas de avión reutilizadas para dar forma a felpudos de tres metros.

Los 1.307 metros cuadrados repartidos en dos plantas pretenden ahora aprovechar el modelo de negocio flexible de Bershka y su forma de entender la moda, donde música y tendencias van de la mano, lo informal, lo deportivo y las prendas básicas conviven en armonía, donde los escaparates se convierten en amplias fachadas de cristal, el diseño de interiores descansa en un emplazamiento estratégico de la ciudad y un aparcamiento de bicicletas en la entrada de la tienda te espera para pisar suelo eco y presumir de tu experiencia.

 

 

Coméntalo

comentarios