La diseñadora británica Anya Hindmarch nació en Inglaterra en el año 1969. A los 18 años se marchó a Florencia a aprender italiano y decidió comprar bolsos italianos para venderlos en su ciudad natal, Maldon. Tras aprender cómo producir y realizar sus propios diseños en materiales como el cuero, la artista abrió su primera tienda en Walton Street, Londres, con tan sólo 19 años. Lo que comenzó como una pequeña inversión y una pequeña tienda, pasó a ser un imperio y, actualmente, Anya Hindmarch cuenta con puntos de venta en ciudades como Tokyo, Nueva York o Londres. Aunque con muchos años trabajando en el mundo de la moda, no fue hasta su colección O/I 14, en la que mostraba bolsos con estampados, como los míticos cereales Kellog´s, Frosties o clutchs con logotipos como el detergente Ariel, cuando se convirtió en un fenómeno viral.

Celebrities como Solange son clientes asiduas, además de otros iconos pop como Cara Delevigne, que lleva siempre su funda customizada con stickers de cuero que se pueden encontrar tanto en su página web como en tiendas como la parisina y mítica Colette.

 

De hecho, sus stickers se han hecho tan conocidos que ha abierto una pop-up store, o tienda efímera, en el centro comercial de Hankyu Department Store de Osaka, Japón.

Para su colección O/I 15, las señales de tráfico, el Kit-Kat y los nombres de calles han sido el leit-motiv.

 

Coméntalo

comentarios