Autorretrato © Antonio Valenzuela
Autorretrato © Antonio Valenzuela.

Antonio Valenzuela nació en Cabra, Córdoba, hace treinta y seis años y desde pequeño ha sentido la necesidad de dibujarlo todo. A su talento natural le sumó su formación en gráfica publicitaria en la Escuela de Arte de Córdoba y, posteriormente, en diseño gráfico en Ciudad Real. Sus primeros pasos en el mundo del arte fueron discretos, con exposiciones por diferentes casas de cultura y locales independientes, donde comenzó a conocer a sus primeros clientes y a interesarse por el mundo de la ilustración textil, al que lleva dedicándose profesionalmente desde hace siete años. En su andadura profesional ha trabajado para importantes marcas de moda pero, a la vez, manteniendo sus inquietudes artísticas. Estas se han manifestado en su última colección, con la que ha querido desmarcarse de su lado más comercial para volver a las raíces y expresar la belleza del mundo que le rodea.

Lo que nunca te conté © Antonio Valenzuela.
Lo que nunca te conté © Antonio Valenzuela.

¿Cuándo empezaste a interesarte por el arte? ¿Dónde diste tus primeros pasos?
Desde pequeño he tenido la necesidad de dibujarlo todo y siempre he sido muy sensible a lo estético. Me marcó mucho cuando vi por primera vez Los Caprichos de Goya.  Empecé haciendo exposiciones de cuadros en la casa de la cultura de mi pueblo y después en diferentes locales, como en La Carbonería en Sevilla, con una exposición de retratos del mundo del flamenco. 

¿Cuánto llevas dedicándote a la ilustración? ¿Por qué te decantaste por este tipo de expresión artística?
Profesionalmente, desde hace unos siete años, cuando empecé en el mundo textil. La escogí porque es donde me puedo expresar con rapidez y contar historias, soy más de dibujo que de pintura, me gusta atrapar las ideas en el momento. 

¿Cómo definirías tu estilo? ¿En qué se basa tu técnica?
Creo que mi estilo tiene algo de melancolía elegante y, a veces, es un poco oscuro. Me gusta lo desgastado y lo que huele a antiguo. Uso principalmente lápiz y bolígrafo para algunas ilustraciones. Casi siempre lo mezclo con otras técnicas húmedas, como al grafito acuarelable, nogalina o incluso acuarelas, aunque no suelo usar mucho color y, de hacerlo, opto por colores muy apagados. Normalmente, el soporte es papel. 

¿Cuáles son tus intereses principales como artista? 
Me gusta buscar el arte en lo cotidiano, soy más de encontrarlo en la calle que en los museos. 

Nunca es suficiente © Antonio Valenzuela.
Nunca es suficiente © Antonio Valenzuela.

¿Cuál es tu inspiración a la hora de desarrollar un nuevo proyecto? 
Una conversación, una mirada… Me puede inspirar una silla abandonada o la soledad en las grandes ciudades. En definitiva, la belleza de lo simple. 

¿Cómo es tu proceso creativo? 
Siempre estoy a caballo entre lo digital y lo físico. Como diseñador gráfico tengo muchas ventajas a la hora de hacer bocetos, aunque siempre hago los dibujos a mano, creo que el trazo manual sobre el papel es inigualable.  

Cuéntanos un poco sobre tu último proyecto, lo defines como un retorno a tus raíces, ¿en qué sentido? 
Es una vuelta a mí mismo, en este trabajo he intentado desvincularme de lo comercial y hacer algo más libre y personal. A veces es difícil separar lo que quieres hacer de lo que deberías hacer a ojos de los demás.   

¿Es bueno mirar atrás? ¿Por qué has decidido hacerlo?
Creo que sí, hay que ir de vez en cuando al pasado para ordenarlo y dar paso a lo nuevo. No te puedes quedar anclado en el ayer, me gusta lo que hacía antes, pero hay que reinventarse un poco cada día.   

Pelos y moscas © Antonio Valenzuela.
Pelos y moscas © Antonio Valenzuela.

“Una conversación, una mirada… Me puede inspirar una silla abandonada o la soledad en las grandes ciudades. En definitiva, la belleza de lo simple”.

Soy lo prohibido © Antonio Valenzuela.
Soy lo prohibido © Antonio Valenzuela.

¿En qué se diferencia tu nuevo trabajo de los anteriores? 
Está mas estudiado técnicamente y, sobre todo, he encontrado un registro donde sentirme mas cómodo.

¿Cómo escogiste a las personas de tus retratos? 
Normalmente son personas que tengo cerca, intento implicarme y compartir cosas en mis historias. Aunque, a veces, la belleza habla por sí sola en alguien desconocido. 

¿Cuál de tus proyectos te ha marcado más? ¿Le tienes un cariño especial a alguna de tus obras en particular?
Un punto importante para mí fue una colección de camisetas llamada “Dead Cabaret” . La técnica era más digital y fotográfica, pero esos dibujos me llevaron a muchos sitios, se los vendí a una marca de ropa de Nueva Zelanda y, a partir de ahí, empecé a trabajar para empresas muy importantes del mundo textil. También le tengo mucho cariño a un cuadro que tiene mi hermana que se llama Tierra.

Viejo mundo © Antonio Valenzuela.
Viejo mundo © Antonio Valenzuela.

“Es una vuelta a mí mismo, en este trabajo he intentado desvincularme de lo comercial y hacer algo mas libre y personal. A veces es difícil separar lo que quieres hacer de lo que deberías hacer a ojos de los demás”.

Volaré © Antonio Valenzuela.
Volaré © Antonio Valenzuela.

¿Para llegar a ser un buen artista cuánto de técnica y cuánto de talento innato se necesita?
Para ser buen artista tiene que haber talento e inspiración, pero también, tiene que haber fondo y una técnica muy trabajada. Cada vez intento ser más perfeccionista con los resultados, pero sin obsesionarme. 

¿Qué opinas sobre el panorama actual del arte contemporáneo?
Creo que ha habido un cambio significativo, sobre todo por el desarrollo de las nuevas tecnologías y la comunicación. A mi parecer, se está empezando a entender el arte por el arte, independientemente del formato que se utilice.  

¿Quiénes son algunos de tus artistas favoritos? Si pudieras trabajar codo con codo con alguien para una serie o retrato, ¿quién sería? 
Algunos de mis favoritos son Goya y Miquel Barceló. En otros registros, Paula Bonet, Gabriel Moreno y Ruven Afanador como fotógrafo.  Me gustaría mucho trabajar con Gabriel Moreno.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?
Tengo pensado hacer una exposición con mis dibujos, seguramente en Madrid. Empezaré a colaborar con proyectos freelance como ilustrador. También tengo un proyecto textil muy interesante con la diseñadora valenciana, Nadia Zein, que une la cultura de España con la Marroquí .

Yo no soy de este mundo © Antonio Valenzuela.
Yo no soy de este mundo © Antonio Valenzuela.

Coméntalo

comentarios