1

La propuesta de Alex Mullins para el otoño-invierno 2017/2018 continúa explorando el poder para contar historias a través de la ropa. Esta colección está inspirada en las aventuras de un personaje creado para su debut en la temporada FW14/15. Según ha explicado Mullins, el cowboy del Lejano Oeste que conocimos en 2014 ha acabado de alguna forma trabajando como artista en el Londres de los 70. Podemos apreciar un deje nostálgico en el uso de patrones y texturas que nos refieren a elementos mundanos que podemos encontrar en cualquier hogar, como las mantas y manteles que rematan varias de las prendas. Los parches siguen remitiendo a esta inspiración hogareña, se utilizan de forma artística y con un efecto “hecho a mano”. El contraste está presente a lo largo de toda la propuesta de Alex Mullins para el otoño-invierno 2017/2018 y se ve claramente representado en prendas con una mitad de cada color y la utilización de formas abstractas y exageradas. La paleta de colores está dominada por tonos mostaza y amarillos que remiten a una sala de estar de una casita de las afueras y a la par añaden un toque de color a prendas preparadas para la lluvia, como chubasqueros largos, trench y gorros de agua. Una colección que remite a la infancia, al optimismo y a ese dicho que dice que “al mal tiempo buena cara”.

9

Podemos apreciar un deje nostálgico en el uso de patrones y texturas que nos refieren a elementos mundanos que podemos encontrar en cualquier hogar, como las mantas y manteles que rematan varias de las prendas. 

4

El contraste está presente a lo largo de toda la propuesta de Alex Mullins para la temporada FW17/18 y ve claramente representado en prendas con una mitad de cada color y la utilización de formas abstractas y exageradas.

10

Coméntalo

comentarios