Fue durante el Festival del orgullo de San Francisco de 1978 cuando la icónica bandera multicolor creada por Gilbert Baker ondeó por primera en las calles. Desde entonces –y con la única diferencia de que hoy son seis y no ocho los colores de las franjas– este símbolo se ha convertido en una de las grandes representaciones en la lucha por la igualdad de derechos de la comunidad LGBT en todo el mundo. Ahora, la emblemática marca de vodka Absolut, ha decido lanzar para el próximo mes de junio Absolut Colors, una edición especial de su icónica botella inspirada en la bandera de la libertad para apoyar los derechos de esta comunidad, una relación que viene fomentando desde hace más de 30 años. Y es que, ya desde sus inicios, Absolut ha querido trasmitir a través de sus trabajos creativos mensajes de apoyo a la libertad de expresión y a la diversidad cultural. De hecho, en 1979, fue la primera compañía en apoyar de manera explícita la libertad sexual mediante inserciones en la publicación gay The Advocate de Los Ángeles, dando inicio a una estrecha relación que ha mantenido con este colectivo desde entonces. ¿O cómo olvidar la campaña Absolut Achievement, que mostraba rollos de películas en torno a la botella con etiquetas de títulos de películas gays como Stonewall, Out at Work o Boys Life?

Además, para acompañar el lanzamiento de esta edición especial, la compañía sueca presenta #LoveIsLove, un vídeo que versa sobre la pedida de mano de una pareja lesbiana. Un bonito y sencillo acto que en el siglo XXI no debería ser algo de lo que extrañarse, pero que desgraciadamente a día de hoy en muchos países el matrimonio gay no es una realidad sino una aspiración. Y por supuesto, eso es algo que hay que cambiar.

Coméntalo

comentarios