logo

El arte de empaparse de aura sportiva, un ocaso de otoño perfecto, siluetas que reivindican su propia comodidad. Hilamos el nuevo imaginario masculino de Bershka, un viaje por esa línea invisible de sensaciones encontradas que hacen de la yuxtaposición casual, los prints y los volúmenes relajados su mejor baza para el armario de temporada. Ramas, arena, olor a verde entre atardeceres y prendas que se acomodan centímetro a centímetro del cuerpo. Desde Bershka nos tienden la mano para empaparnos de aura sportiva esta temporada. Y nosotros cogemos el brazo entero, claro. Tela oversize para inaugurar la caída de la hoja, joggers, sudaderas, parkas y bombers abren las puertas de este bosque donde la moda relajada sabe que juega con ventaja. El minimalismo contra lo barroco, el prefijo maxi frente al inglés over o el logo versus el print, se anclan de lleno en “La llamada de los lobos urbanos”. Una yuxtaposición de sensaciones encontradas que se copa de key pieces para el armario masculino, gráficos de gárgolas, frescos y ángeles entrelazados, volúmenes ensanchados y looks que se encumbran con mochilas y gorros como ítems obligados para el día a día.                   

Música, arte y moda ubican las coordenadas de la silueta The Call of the Urban Wolves, una colección impregnada de tendencia deportiva que revindica costuras relajadas para este Otoño/Invierno. Mientras los colores naturales tiñen el estilo más Casual, el hombre Street se enfunda en allover prints como clave del outfit, la línea Smart se erige ahora en torno a bombers y la Noche se tiñe de negro envolviendo la anatomía del último hombre Bershka.

 

Coméntalo

comentarios