F.F.S

El gran alcance de las tecnologías digitales en el campo del arte es algo ya habitual para todos. Si bien la aplicación del 3D es una herramienta que ha engullido casi todos los sectores creativos, también es cierto que hay artistas que lo usan con más maestría que otros. El caso del francés Benoit Challand es un gran ejemplo de esto último. Su hipercreatividad, teñida de humor y de un gran sentido plástico, deja bien claro que la tecnología 3D puede tener la misma marca y expresividad que un pincel.

Formado en Lyon y París estuvo varios años trabajando en Madrid en el campo de la animación. De vuelta en su país natal empezó a trabajar con imágenes fijas en busca de un estilo influenciado por la arquitectura y el diseño industrial. Con un bagaje que le ha llevado a trabajar para grandes firmas, su obra ha adquirido un estilo único través de lo teatral que le ha permitido crear imágenes de una gran fuerza plástica. Su mundo mágico y repleto de color funde la ilustración con el diseño gráfico haciendo del 3D su más fiel herramienta y demostrando que la tecnología nunca esta reñida con la capacidad creativa de un buen artista.

Pen Orchestra

Fold Yard

Vinochromie

Pen Orchestra

F.F.S

Furniture

Pen Orchestra

Coméntalo

comentarios